¿Puedo pedir una hipoteca a un particular?

En este post vamos a tratar de solucionar las dudas que surgen sobre si se puede o no pedir hipotecas a una persona particular. La respuesta es que sí, y es que no solo los bancos son capaces de emitir préstamos hipotecarios, ya que las empresas privadas y las personas particulares también pueden prestar dinero tomando como garantía el inmueble.

El único problema es que se trata de un mercado opaco y que puede resultar algo peligroso. A diferencia de lo que ocurre al pedir un préstamo en un banco o entidad financiera, cuando acudes a un particular o a una empresa privada no te encuentras con ninguna oficina que esté abierta al público a la que puedas acceder con la intención de informarte.

De modo que si está convencido y quieres seguir adelante con este tipo de préstamos, lo más recomendable sería acudir a un profesional que pueda ofrecerte el mejor asesoramiento posible. Él se encargará de analizar las necesidades que tengas y la situación financiera, y así poder valorar las diferentes posibilidades que trae este tipo de endeudamiento.

Y es que las ventajas que te pueden ofrecer este tipo de préstamos son muchas, pero para ello habría que encontrar una empresa que se mostrase fiable y competitiva, y que cumpla con total legalidad y que a poder ser tenga experiencia en el sector.

Son muchos los diferentes profesionales que ofrecen todo tipo de hipotecas privadas con unos tipos de interés que van desde el 8% al 16%, con comisiones de apertura que pueden ir del 2% al 10%. Teniendo en cuenta que los plazos varían desde los tres meses hasta los 30 años, habría que calcular el tipo de interés que se acabaría pagando.

¿A quién beneficia este tipo de hipotecas?

Estas hipotecas puede beneficiar a cualquiera, aunque normalmente los que más acuden a ellas son personas que o bien son padres de familia o bien disponen de una empresa o negocio que tienen diferentes deudas con las entidades bancarias.

Y es que en un momento de asfixia en el que una persona no puede optar a un préstamos directamente de una entidad financiera, las hipotecas se muestran como la mejor solución sin ningún tipo de duda, ya que te permiten continuar adelante con una total garantía. Eso sí, sería conveniente que antes de pedir dicha hipoteca tratases de regularizar tu situación económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies