Invertir en oro, el negocio más rentable en la actualidad

En los tiempos que corren estamos asistiendo a un momento en el cual los ahorradores-inversores no saben dónde colocar su dinero para que la rentabilidad cubra sus expectativas. Los tipos de interés de los depósitos están rozando el cero por ciento, las cuentas de ahorro o las cuentas nóminas llevan aparejadas, cada vez más, condiciones difíciles de asumir y la bolsa vive un momento de volatilidad que ha hecho que queden en el pasado los tiempos en que se podían conseguir importantes rentabilidades sin grandes sobresaltos.

Por todo ello son muchos los que, aprovechando la caída de su precio, se preguntan si no será un buen momento para invertir en oro. Hay que tener presente que la inversión en oro siempre ha sido un buen activo refugio.

La caída del precio del oro viene determinada por la fuerza que en estos momentos tiene el dólar y la próxima subida de interés por parte de la Reserva Federal Americana. Esto ha hecho que el precio del metal precioso por excelencia se encuentre a niveles del año 2010.

oro

A la hora de invertir en oro hay que tener en cuenta que cuanto más largo sea el plazo de la inversión menor será la volatilidad y mayores serán las posibilidades de capitalizar la inversión.

La pregunta que se pueden plantear los ahorradores-inversores es cuál es la mejor opción para invertir en oro y la de cómo saber si el oro físico comprado es o no de calidad, ya que puede que no tengan un fácil acceso a los canales de distribución.

 A la hora de invertir en oro hay intermediarios en el mercado con los que se puede conseguir comprar monedas de oro u otros metales preciosos de muchos países, que además del valor facial que tienen también es importante el valor real del material. Estas monedas se ofrecen con todas las garantías.

Otra alternativa es invertir en lingotes de oro. Hoy en día se han convertido en otra opción a la hora de hacer un regalo ya que se pueden adquirir desde 1 gramo en adelante. Al principio de la crisis en España se pusieron de moda las máquinas expendedoras de lingotes de oro donde se podían adquirir lingotes de un peso hasta los 250 gramos y los cuales salían de las máquinas en una caja sellada y preparada para ser regalada. Estos pequeños lingotes venían con su correspondiente certificado de calidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies