¿En qué consisten las tasaciones hipotecarias?

Si necesitas solicitar un préstamo hipotecario para llevar a cabo una operación de compra-venta de un inmueble es fundamental realizar una valoración previa, puesto que el inmueble se convertirá en objeto de garantía.

Una tasación hipotecaria es un informe realizado con el fin de determinar el valor de mercado de un bien inmueble basándose en otros valores de referencia como, por ejemplo, la oferta y la demanda existentes.

A partir de dicha tasación, el prestamista conocerá el valor del bien que se ofrece como garantía del préstamo y podrá prever el riesgo que implica aceptar la operación. Generalmente, son las entidades financieras las encargadas de actuar como prestamista y, por norma general, ofrecen el 80 % del valor de tasación.

Aspectos importantes a tener en cuenta

A continuación, damos respuesta a algunas de las preguntas más recurrentes en torno a las tasaciones hipotecarias.

¿Quién lleva a cabo las tasaciones y a quiénes van dirigidas?

Las tasaciones hipotecarias son llevadas a cabo por un profesional que ha de cumplir determinados requisitos legales. Generalmente, se trata de un arquitecto o de un arquitecto técnico que forma parte de una sociedad de tasación inmobiliaria registrada en el Ministerio de la Vivienda.

Dichas sociedades han de ser sociedades anónimas homologadas por el Banco de España y están sujetas a su supervisión. Su objeto social está limitado a la valoración de bienes, patrimonios o empresas. Deben poseer una estructura mínima y tienen responsabilidad civil frente a terceros.

Las tasaciones van dirigidas a particulares que, por ejemplo, necesiten comprar un bien inmueble, a empresas que requieran refinanciar deudas o realizar un leasing inmobiliario, o también a entidades financieras que precisen revisar las garantías que poseen sobre préstamos concedidos.

Cuando se dispone a pedir una hipoteca, un particular tiene derecho a presentar una tasación de la propiedad que desea comprar. El banco no puede obligarle a realizar una valoración con cualquier otra entidad. Tampoco puede rechazar la tasación presentada siempre que esta haya sido efectuada por una entidad que cumpla con todos los requisitos legales.

Si el banco quisiera confirmar la tasación presentada con una segunda valoración, puede hacerlo, pero debe asumir los costes emanados de dicha acción.

La tasación tiene seis meses de validez desde su fecha de emisión. Una vez vencido el plazo será necesario realizar una nueva.

¿Qué factores influyen en la valoración del inmueble?

Salvo que la propiedad esté sujeta a protección oficial, se ha de respetar el valor máximo de venta según la normativa, su valor de tasación suele coincidir con el valor de mercado.

Existen ciertos aspectos que afectan a la valoración. Entre ellos, podemos mencionar la antigüedad, la ubicación del inmueble y su situación urbanística, su situación jurídica, así como la cantidad de servicios que el inmueble posea cerca: hospitales, escuelas, lugares de esparcimiento, etc.

Además, se tienen en cuenta los metros cuadrados de superficie, si la propiedad tiene garaje o trastero, el estado de conservación y la calidad de los materiales con los que está construido el edificio. Otro aspecto a tener en cuenta es la orientación: si es sur o si es un piso alto se valora más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies