Consejos para ahorrar dinero y agilizar el recibo de la luz

Seguro que a más de uno nos ha dado un shock despues de ver la última factura de electricidad. Pero ¿sabías que dando algunos pasos simples se puede garantizar una disminución considerable en el precio total del recibo de la luz? Ahorra en la factura de la luz consulta las opiniones Avantforce, una empresa que nos ayuda con el ahorro energético en el hogar.

Tomando ciertas medidas podemos reducir el consumo de luz y, además de pagar menos al final del mes, colaboraremos con el medio ambiente.

Ahorrar agua y electricidad debería de ser una preocupación constante en la vida cotidiana de los consumidores. La reducción del consumo contribuye tanto a la economía familiar, como al medio ambiente, ya que reduce la demanda de recursos naturales para el suministro de agua y luz.

Algunas iniciativas ya son bien conocidas, tales como el uso de luces fluorescentes en lugar de incandescentes y la reutilización del agua para lavar el patio. Pero hay muchas otras maneras de ahorrar.

Veamos algunas de ellas:

Consejos para ahorrar Luz

– Puedes reducir el consumo de energía a partir de la planificación de la construcción de un edificio para aprovechar al máximo la iluminación natural.

– Abre las ventanas, cortinas y persianas durante el día.

– Reorganizar la disposición de los muebles también puede ayudar a la luz natural.

– Reemplaza las bombillas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas porque los ahorros de electricidad prestados por ella pueden alcanzar el 80%. Colócalas en las áreas de la casa donde las luces permanecen encendidas por más tiempo.

– Al salir de una habitación, recuerda siempre apagar las luces.

– Utiliza colores claros en el techo y en las paredes interiores. Estos reflejan mejor la luz y dejan un entorno más claro.

– Mantén las lámparas y apliques siempre limpios.

– La sustitución de duchas eléctricas para la calefacción solar permite una reducción de un 30 a un 50% de la factura energética de los consumidores residenciales.

– Comprueba que la puerta del frigorífico y del horno este bien sellado. Coloca una hoja de papel entre el caucho y la puerta: si la hoja está suelta, la puerta no se cierra correctamente.

– Antes de comprar un nuevo equipo eléctrico y electrónico, revisa la etiqueta de consumo de energía y elige el que consume menos energía.

– Evita tener los equipos conectados cuando estos no sean necesarios. Desconéctalos de la red si vas a estar mucho tiempo sin usarlos. Los dispositivos en modo stand-by siguen consumiendo energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies